Web del catering Esther Conde
  • Blog

23 - juliol - 2013

Delante de un castillo

Las haimas, inicialmente de pelo de cabra o de camello, más grandes o más pequeñas se diseñaron para acoger a un grupo de gente. Actualmente buscamos un toque de diferenciación en las bodas. En un jardín como este, delante de un castillo, la haima añadió un punto de informalidad y festividad.
Los atillos de avena repartidos por el césped, armonizaron la decoración a base de balas de paja, palés y centros rústicos.
En el siguiente post tenéis los detalles de esta boda. Disfrutad!
Haima: Compamex, Ignasi Font.

Esther Conde

01.DSC07904web
02_SAM4449web
03_SAM4454web
04_SAM4416web
05.-DSC01121-01web
07.-DSC07943web
07.-DSC07970web
08.-DSC01148-01web
09.-DSC07954web
10.-DSC01138-01web
13.-DSC01201-01web
14.-DSC01238-01web
15.-DSC01231-01web
16.-DSC01223-01web