Web del catering Esther Conde
  • Blog

24 - juliol - 2012

Siéntate y mira

Siéntate y mira con qué cariño los novios han preparado la boda en casa de los abuelos. Desde el columpio donde jugaba Ignacio cuando era un niño podemos ver la carpa integrada en el jardín, rodeada de árboles centenarios.
Ya desde la entrada a la finca los árboles dan la bienvenida a los invitados. Avanzamos y nos encontramos con los cocineros que nos ofrecen brochetas de bogavante a la plancha, huevos de codorniz con canapé de sobrasada y jamón de Jabugo, siempre con una sonrisa.
Llegamos a la cena con un montaje que combina materiales nobles como la plata y el lino y rústicos como la rafia del plato de respeto.
Y acabamos con una fiesta alrededor de la piscina decorada con mucha ilusión por la novia, Marta.

Esther Conde