Bañera de cava

18 — febrero — 2013

Preparamos la fiesta de Navidad de un cliente en un espacio muy amplio y cálido. Un lugar muy acertado pero, al acabar el montaje, con el árbol ya iluminado, nos dimos cuenta de que al ambiente le faltaba algo de chispa. Necesitábamos algo nuevo y diferente que sorprendiera a los invitados y finalmente, presidiendo la sala, pusimos una bañera llena de hielo y cava que acabó de darle el toque navideño a un evento que ya no fue como el de cada año.

Esther Conde







Compartir a:

Volver al Blog