Globos para una celebración

22 — abril — 2012

Un sencillo globo puede redescubrirnos ese niño que hacía volar la imaginación siguiendo el trazo que dibujaba en el aire aquel globo que, a escondidas, dejaba escapar de sus manos para ver donde acababa el cielo. Los globos de colores nos acompañaron en nuestra infancia y crecimos viéndolos surcar los cielos disfrutándolos con la mejor de nuestras sonrisas. ¿Que mejor homenaje a esos años felices que dejar escapar un montón de globos multicolor? Y porqué no darle a una fiesta un toque desenfadado construyendo un número, un nombre o lo que se nos ocurra para sorprender a aquel niño escondido que todavía vive dentro de muchos de nosotros?

Esther Conde



Compartir a:

Volver al Blog