Bienvenido Nacho

29 — agosto — 2012

Candela y Alex se lo pasaron en grande en el bautizo de su primo. Triunfaron las superpiruletas, los cupcakes y el chocolate con nata.

Cualquier color quedaba bien en un entorno tan frondoso como el del Montseny y escogimos tonos piedra, celeste y blanco para vestir las mesas decoradas con ositos de peluche.

Siguiendo la tendencia DIY, preparamos tarjetones con fotos del bebé, letreros con las variedades de la merienda y banderines de papel reciclado marrón que contrastaban con el azul nítido del mantel.

Horchata, zumos y cava para refrescarnos en una tarde de verano.

Esther Conde






















Compartir a:

Volver al Blog