Un chupa chup muy especial

10 — abril — 2012

Muchos de vosotros quizá no sepáis que Esther Conde cátering empezó en los años 80, cuando Esther daba clases de cocina. Mujer inquieta donde las haya, siempre con ganas de renovar, pensó en preparar una trufa salada para que sus alumnas pudieran lucirse de forma sencilla durante sus aperitivos. Así fue como,  el tradicional papelito que protegía las trufas de chocolate, pasó a acompañar  unas bolitas de queso fresco rebozadas con salmón, nuez o jamón serrano. Y como las modas pasan y todo en esta vida debe evolucionar, se nos ocurrió convertirlos en chupa-chups. ¡Buenísimos y monísimos!

Esther Conde

 

Compartir a:

Volver al Blog